Posteado por: ALIAR | marzo 30, 2011

Según CEDAW, la falta de una ley nacional de control de tabaco es una deuda con la salud de las mujeres argentinas

El consumo de tabaco ha aumentado en las últimas décadas en las mujeres argentinas,  empeorando los factores de riesgo de las enfermedades crónicas no transmisibles. Mejorar las políticas públicas para luchar contra la epidemia de tabaquismo mejorará las condiciones de vida y bajará la incidencia del cáncer, las enfermedades respiratorias, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes en la vida de las y los argentinos.

Proteger la salud de las mujeres requiere una política pública efectiva y urgente.  Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, en la Argentina el 28,6% de las mujeres de entre 18 y 64 años fuma. A su vez, se ha verificado una disminución en la edad de inicio del consumo de tabaco en las mujeres y un mayor consumo entre las adolescentes de entre 13 y 15 años que entre los varones: 27,3% ellas, 21,1% ellos.

La mortalidad femenina por enfermedades atribuibles al tabaco está en franco aumento en Argentina al igual que en la mayor parte del mundo. En nuestro país, 1 de cada 3 mujeres mueren por enfermedad cardiovascular. Si se comparan las tasas de 1980 con las de 2008, se verifica que el cáncer de pulmón se duplicó en las mujeres argentinas: mientras que en los hombres las muertes por cáncer de pulmón se redujeron un 2% anual desde 1980, en las mujeres se incrementaron un 1,7% anual.

El Comité para la Eliminación de toda forma de Discriminación de las Mujeres en sus últimas recomendaciones al Estado argentino expresó su preocupación por el uso generalizado de tabaco entre las mujeres e instó a las autoridades nacionales a que pongan en marcha políticas públicas que busquen reducir el consumo de tabaco y reducir los daños para la salud que produce esta adicción. Sin embargo, aún se encuentra pendiente de tratamiento en el Congreso de la Nación el proyecto que cuenta con media sanción del Senado, de una Ley Nacional de Control de Tabaco que incorpora varias medidas efectivas para enfrentar la epidemia de tabaquismo y así, reducir la carga de enfermedad y muerte para nuestra población.

Para Mariela Alderete, co-coordinadora nacional de ALIAR, “las recomendaciones de la CEDAW fueron categóricas: el Estado debe proteger a las niñas y adolescentes de la publicidad engañosa  que desarrollan las empresas tabacaleras para vender un producto mortal y legislar para combatir la epidemia de tabaquismo que está atacando a las mujeres. Esta recomendación aún está incumplida y el costo se paga en vidas”. Y agregó que “esperamos que en este año legislativo los diputados y diputadas entiendan la gravedad del asunto que nos convoca y sancionen la ley nacional de control de tabaco: una medida efectiva, económica y rápida para que mejorará las condiciones de vida para toda la población”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: