Posteado por: ALIAR | febrero 25, 2011

Hacia la cumbre de Naciones Unidas para la prevención y control de las enfermedades no transmisibles

El 13 de Mayo 2010, la Asamblea General de la ONU, cuerpo principal para la toma de decisiones de la ONU que representa a todos sus Estados Miembros, aprobó la resolución 64/265 presentada por Trinidad y Tobago en nombre de la Comunidad del Caribe (CARICOM) solicitando un encuentro mundial para tratar de la prevención y del control de las enfermedades no transmisibles (ENT). Más de 130 países, incluyendo a Brasil, Canadá, China, India, Rusia, el Reino Unido y los EEUU co-patrocinaron la resolución.

Por medio de la resolución, la Asamblea General de la ONU decidió organizar una reunión plenaria de alto nivel o cumbre que se dedicará a las ENT y sus factores de riesgo, con el fin de solicitar la atención de la comunidad internacional y conseguir un acuerdo sobre un plan para tratar la carga de las ENT.

Las ENT – enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas – han sido identificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la principal amenaza para la salud humana.

Las ENT causan la mayor combinación de muertes y discapacidad a nivel mundial, representan alrededor del 60% de todas las causas de muerte y son responsables del 44% de las muertes prematuras en el mundo (alrededor de 35 millones de muertes anuales, de las cuales el 80% se producen en países de bajos y medianos ingresos). La OMS estima que, en el mundo, las muertes debidas a las ENT aumentarán un 17% en los próximos diez años. En 2008, sólo el cáncer fue la causa 7.6 millones de muertes en el mundo, más que el VIH/SIDA, la malaria y la tuberculosis juntos. A pesar de esta situación, las ENT sólo reciben el 0.5% de los fondos destinados a la asistencia global al desarrollo.

Las ENT generan y reflejan inequidades sociales y  perpetúan el ciclo de la pobreza. Estas enfermedades crónicas se distribuyen de manera desigual, afectan más a los más pobres, a los menos educados, a los grupos étnicos más desaventajados y a las mujeres, que además son quienes tienen menor acceso a los servicios de salud.

En el caso de Argentina, la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2009 realizada por el Ministerio de Salud de la Nación se ha evidenciado que en los últimos 5 años los indicadores de la mayor parte de los factores de riesgo de las ENT han empeorado. El 53,4% de la población adulta tiene exceso de peso, el 54,9% realiza actividad física insuficiente y sólo el 4,8% de la población consume la cantidad de frutas y verduras diarias recomendada por la OMS. Además, hubo un aumento de las brechas en los indicadores de salud: en los últimos años la obesidad creció un 3,7% en el sector de menores ingresos mientras que creció sólo un 1% en el sector de ingresos altos y la inactividad física pasó de 44% en 2005 a 56% en 2009 en el sector de menor ingreso mientras que en el de mayor ingreso pasó del 48% a 52%.

La Cumbre  de la ONU es una gran oportunidad para ubicar las ENT en la agenda internacional e incluir a las ENT en los próximos Objetivos de Desarrollo del Milenio. El creciente aumento de los costos sanitarios que representan las ENT resulta en un empobrecimiento de la población  y una gran carga para el desarrollo sostenible, y aunque estas enfermedades pueden ser prevenidas, este asunto aún está fuera de la agenda política de muchos países y los Objetivos de Desarrollo del Milenio no incluyen ningún texto con respecto a la problemática de las ENT y sus factores de riesgo.

En este marco, las organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo comprometidas con la protección de la salud y la defensa de los derechos de la población esperamos que el resultado de la cumbre sea la elaboración de una resolución que constituya un plan de acción claro y un compromiso por parte de los gobiernos para implementar políticas públicas para la prevención y control de las ENT y sus principales factores de riesgo que contemplen abordajes orientados a reducir la inequidad y proteger a los grupos más vulnerables y avanzar hacia sistemas de protección que garanticen el acceso universal a los servicios sanitarios.

La cumbre se realizará el 19 de septiembre en la ciudad de Nueva York, durará un día y medio y contará con la participación de Jefes de Estado y representantes de los gobiernos. También asistirán al encuentro referentes de la sociedad civil, del sector privado, del sector universitario y otras partes interesadas.

Para más información: www.ncdalliance.org (en inglés)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: