Posteado por: ALIAR | octubre 1, 2009

La ley de Control de Tabaco de la Provincia de Buenos Aires no protege a toda la población y es funcional a los intereses de la industria tabacalera

La ley 13894 de control de tabaco de la provincia de Buenos Aires, sancionada en octubre de 2008 y que entró en vigencia en mayo de este año, no cumple con los estándares en materia de salud pública de la OMS ya que no es una ley 100% libre de humo debido a las excepciones y restricciones que establece en sus artículos 7 y 8.

La ley bonaerense permite habilitar espacios para fumar en bares y restaurantes con una superficie de más de 100m2 y exceptúa de la restricción a las salas de juego (bingos  y casinos). Este tipo de leyes son conocidas como leyes de restricción parcial y existe evidencia a nivel internacional y local que establece que estas normas son ineficaces, hacen que los propietarios deban incurrir en gastos onerosos en tabiques y equipos de ventilación que no sirven, y son  discriminatorias, ya que los trabajadores y trabajadoras de bares, restaurantes y salas de juego se ven obligados a exponerse a riesgos gravísimos para su salud, como el cáncer de pulmón o el infarto de miocardio.

La reglamentación de la ley también prevé una serie de medidas para evaluar la evolución de la salud de los trabajadores y trabajadoras que quedarán expuestos al humo de tabaco en sus lugares de trabajo. Sin embargo, los chequeos médicos con electrocardiogramas y placas de tórax que contempla la reglamentación, no tienen ningún criterio: carecen de valor preventivo y son incapaces de detectar precozmente enfermedades provocadas por el humo de tabaco.  De hecho, estos chequeos previstos en la reglamentación reconocen la toxicidad del humo para las personas y el grave riesgo para la salud de las personas expuestas. La solución es protegerlas de la exposición, no realizarles estudios costosos y demostradamente inútiles para detectar patología precozmente.

A la luz de la evidencia actual, y teniendo a disposición un centenar de estudios que demuestran que el sector gastronómico y las salas de juego no pierden dinero con las leyes 100% libres de humo, sostener estas excepciones de la ley y habilitar salas para fumadores con ineficaces aparatos purificadores, sólo implica responder a los interesas de la industria tabacalera. Para ALIAR, la única solución posible en la provincia de Buenos Aires es modificar la ley y volver al proyecto original que tenia dictamen de mayoría en la Cámara de Diputados bonaerense, volviéndola 100% libre de humo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: