Posteado por: ALIAR | octubre 1, 2009

Entrevista con el Lic. Mario Virgolini, Director del Programa Nacional de Control de Tabaco de Argentina

MarioVirgolini

Lic. Mario Virgolini

El Lic. Virgolini expuso las principales líneas de trabajo del Programa Nacional de Control de Tabaco y opinó sobre los desafíos que tiene por delante nuestro país en materia de legislación e implementación de políticas públicas.

¿Cuáles son las líneas de trabajo del Programa Nacional de Control de Tabaco?

El Programa fue creado en el 2003 y está basado en las principales medidas del Convenio Marco (CMCT). Comprende 4 líneas de acción: reducción de la accesibilidad al tabaco, promoción de estilos de vida libres de tabaco, ambientes libres de humo y cesación tabáquica. La primera se orienta a lograr aumentos de impuestos, regular tamaño de envases y medios de venta, combatir el comercio ilegal, etc. La segunda persigue la prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio de tabaco, la colocación de advertencias sanitarias con imágenes en los paquetes, la formación de líderes juveniles y proyectos educativos. La tercera incluye tanto el impulso a la legislación de ambientes 100% libres de humo en los 3 niveles de gobierno, como acciones de comunicación a la población y otras destinadas a sensibilizar y asegurar el cumplimiento de las normas. Por último, promover el abandono del tabaquismo, normalizar las prácticas a través de la guía nacional de práctica clínica y de certificación de servicios, capacitación del equipo de salud y servicio telefónico para dejar de fumar.

¿Cuáles son los principales logros que se han obtenido durante su gestión?

Entre los logros podemos mencionar el desarrollo de algunas estrategias: la formación de equipos provinciales ha permitido instalar una capacidad para implementar políticas de control del tabaco en 22 provincias. La conformación de la Comisión Nacional de Prevención y Control del Tabaquismo, ha permitido fortalecer la coordinación intersectorial y con la sociedad civil. La estrategia de comunicación ha permitido instalar el tema del tabaquismo en la opinión pública en general y en los medios en particular. Ello fue un factor fundamental para lograr una ola de actualización legislativa en 10 provincias y numerosos municipios, y para lograr un alto acatamiento de la población a las nuevas medidas. La formación de una red nacional de jóvenes comprometidos en la lucha contra esta epidemia, es también otro motor de cambio. Por último la consolidación de la estrategia de cesación con amplio respaldo de la comunidad científica y entidades profesionales. En los últimos años se ha logrado un estancamiento de las ventas de cigarrillos per cápita y un progresivo descenso del porcentaje de fumadores, tanto de adultos como de jóvenes.

¿Qué obstáculos ha encontrado para la implementación de políticas de control de tabaco?

Los principales obstáculos han estado muy presentes cuando se han llevado estos temas al ámbito legislativo nacional y provincial. Los intereses de la industria tabacalera y de algunos sectores productivos tabacaleros se han expresado con fuerza en este ámbito, cooptando a veces los intereses de otros sectores, como la industria de hostelería y el sector de juegos y casinos, bajo el falso argumento de pérdidas económicas que arrojarían las políticas libres de humo. La industria tabacalera, utilizando una supuesta cobertura de “responsabilidad social corporativa”, ha logrado también encontrar adhesión o compromisos de algunos sectores políticos y económicos. Todo esto ha contribuido a impedir hasta el momento la ratificación del CMCT y la sanción de una legislación nacional fuerte en la materia. Cabe mencionar que en 2005 el Poder Ejecutivo mandó un proyecto de ley al Congreso que luego perdió estado parlamentario y que recientemente, a fines de 2008 envió un nuevo proyecto el cual se encuentra actualmente en tratamiento. Otro obstáculo ha sido la libertad con la cual la industria tabacalera ha establecido sus políticas de precios y ventas, generando una amplia accesibilidad al consumo para todos los sectores, especialmente para los adolescentes. Tales obstáculos motivados por los intereses de un sector, tiene un enorme precio de vidas, enfermedades y costos de atención médica, tan alto que resulta inimaginable que se puedan mantener.

Si tenemos en cuenta que más de 160 países ya son parte del Convenio Marco para el Control de Tabaco, ¿cuáles considera que son los motivos por los que Argentina aún no lo ha  ratificado?

Los argumentos utilizados son falaces, pues la ratificación del CMCT no tiene impacto en los productores tabacaleros, dado que más del 80% de la producción se exporta, y una disminución del consumo interno como resultado de la implementación de medidas legislativas, no tendría casi ningún efecto en los productores, que aún podrían destinar esa diferencia al mercado externo sin inconvenientes. El Convenio traerá en un futuro no cercano una reducción de la demanda mundial de tabaco, pero eso ocurrirá independientemente de que Argentina ratifique o no. No queda pensar en otro motivo que los mismos que mencioné anteriormente, acerca de los intereses de un sector destinado a mantener las ventas de productos de tabaco al interior de nuestro país al tiempo que sostener focos de resistencia a nivel internacional, incluyendo la difusión de publicidad transfronteriza para promocionar sus productos en otros países.

Según su opinión, ¿cómo debería ser el rol de la sociedad civil en la promoción de temas de control de tabaco?

La sociedad civil tiene un papel muy importante para sostener esta posición como política de Estado, desarrollar acciones de vigilancia sobre las políticas públicas y la acción de las empresas, y difundir estos temas en la base social, sea de sus profesionales como de la población general. Resulta de mucho valor la cooperación que se ha dado con el Ministerio de Salud, con gobiernos locales y organismos de los tres poderes así como medios de comunicación y periodistas comprometidos con políticas efectivas de control del tabaco. Un papel clave es el de difundir y reclamar la necesidad de preservar las políticas públicas de las influencias e intereses comerciales de la industria tabacalera, que en todo el mundo sostiene un negocio que mata a 5 millones de personas por año.


Responses

  1. ESTIMADO LIC. VIRGOLINI. SOY MEDICA DEL HOSP. PERRANDO, RCIA, CHACO. ESTOY TRABAJANDO EN EL PROYECTO DE CESACION TABAQUICA, UN PROGRAMA DE INTERES PROVINCIAL. LA IDEA ES BASARNOS DESDE YA EN EL PROGRAMA NACIONAL. ME GUSTARIA DESDE YA SI EXISTE L APOSIBILIDAD DE ALGUN TIPO DE ASESORAMIENTO EN CUANTO A LUGARES DONDE SE DICTEN CURSOS DE CAPACITACION EN EL TEMA, ETC. DESDE YA Y AGRADECIENDO SU ATENCION, LO SALUDO ATTE. DRA GRACIELA GODOY, SERVICIO DE NEUMONOLOGIA-HOSP. PERRANDO-CHACO

    • Estimada Dra. Godoy, este newsletter pertenece a la Alianza Libre de Humo de Tabaco – Argentina (ALIAR), una red de organizaciones de la sociedad civil de todo el país que trabajan para la promoción de legislación de ambientes 100% libres de humo en todo el territorio argentino con el fin de proteger la salud de la población de los efectos mortales del humo de tabaco ajeno y desincentivar el consumo de tabaco. Para comunicarse con el Lic. Virgolini le sugerimos que consulte la página web del Ministerio de Salud de la Nación y entre al Programa Nacional de Control de Tabaco. Puede hacerlo copiando y pegando la siguiente dirección en la barra de su navegador: http://www.msal.gov.ar/htm/site_tabaco/index.asp


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: